Acerca del aseo de tu mascota

El bañar a tu mascota tiene su complejidad y por lo mismo al hacerlo hay que seguir algunos principios básicos que nos ayudan a mantener la higiene total de nuestra mascota:

  • Cepillado: Antes de entrar al baño, es necesario cepillar, desenredar y eliminar el exceso de pelo
  • Revisión de uñas: Se deben de examinar las 4 almohadillas de las patas, incluyendo dedos y las uñas. Las uñas de los perros pueden contener suciedad, crecer mucho y afilarse con el tiempo, por eso hay que revisarlas constantemente y de ser necesario, recortarlas y limarlas. Este es un proceso delicado por lo que se aconseja estar capacitado para no llegar a lastimar a la mascota.
  • La limpieza de orejas se realiza previo al baño para limpiarlas, desinfectarlas y secarlas, para posteriormente protegerlas durante el baño.
  • Seleccionar el shampoo correcto: Existen múltiples tratamientos para diversas necesidades de las mascotas: higiene, antipulgas, hipoalergénico, etc.
  • Secado: Es importante que, al salir del baño, tu mascota quede 100% seca, ya que, si el pelaje y la piel permanecen húmedos, tu mascota puede sufrir de hongos y diversos tipos de dermatitis.
  • El toque final se da con el cepillado y peinado con base en las características de cada raza.

Un detalle coqueto es agregar un toque de fragancia al finalizar su baño, lo que hace que tu mascota huela muy a la moda. Lo más importante es que no son dañinas para su salud.

Ya conoces los puntos a considerar durante el baño de tu mascota, y ten en cuenta que en PETUS seguimos estos pasos al pie de la letra. Conoce nuestros paquetes.